Francesc

On January 9, 2014 by La Quinta Pata
frans

Migrante retornado

Mi periplo migratorio se remonta a mi más tierna infancia pues mis padres, catalanes, fueron migrantes interiores desde el sur del país: de Tortosa hasta Barcelona, adonde llegué con 6 años. A los 36 años decidí emprender mi propia aventura americana al participar en un programa de Cooperación hispano-mexicana para jóvenes Doctores de la AECID, lo cual suponía trabajar en una universidad del Estado de Tamaulipas por 2 años, pero finalmente me quedé allí 17.

Regresé con mi esposa y mis hijas, mexicanas, el año pasado iniciando así una historia de migrante retornado en una sociedad bastante diferente a la que dejé en el año 95. Una de las cosas más llamativas para mí ha sido observar la gran multiculturalidad de mi ciudad, con un porcentaje muy alto (17%) de población extranjera ya que cuando me marché no pasaba del 1%.

Recuerdo que viví una situación de discriminación lingüística nada más llegar a mi ciudad el año pasado cuando en una reunión de padres y madres de alumnos de la escuela de mis hijas Els Porxos en San Martí. Sólo se utilizó el catalán por parte de la dirección y los  docentes, a sabiendas de que la mayoría de los asistentes eran castellano parlantes. Mi esposa, mexicana, tuvo dificultades de comprensión pero no quisimos protestar pues la ley les asiste, aunque no la buena educación, si eligen comunicarse en una de las dos lenguas oficiales, renunciando a la que es común en este territorio. Intolerancia identitaria, son más importantes los derechos de los “pueblos” que los de los ciudadanos para estas ideologías.

Durante estos últimos tiempos en Catalunya he podido vivir gracias a una beca del Consorcio de Universidades Mexicanas (CUMex) y del sueldo de mi Universidad, a la que no he renunciado todavía. Como Sociólogo emprendí en 2012 un estudio sobre el sistema de finanzas solidarias entre inmigrantes africanos y latinoamericanos tras ingresar en la Asociación de Comunidades Autofinanciadas (ACAF) y fundar un grupo de ahorro y crédito de españoles y mexicanxs. También el año pasado ayudé a crear el Centro de Estudios e Investigación en Economía y Finanzas Islámicas (CEIEFI) con sede en Santa Coloma de Gramenet y del que soy su Secretario General. El propósito es dar a conocer este tipo de finanzas que se han desarrollado recientemente resistiendo mejor que las tradicionales los embates de la crisis, puesto que sus operaciones no tienen un carácter especulativo al estar respaldadas por activos reales. En este sentido tienen un enfoque social y ético del que hoy por hoy adolece la banca convencional. Una de nuestras principales tareas consiste, precisamente, en combatir los rumores y prejuicios que existen en nuestra sociedad en torno a todo lo relacionado con el Islam.

Por último, en relación a mis expectativas, les diría que tengo el propósito de continuar mi vida en Catalunya siempre que el trabajo sobre todo me lo permita. La situación política en el Noreste de México y el clima de violencia que se está viviendo hacen que hayamos decidido permanecer aquí donde a pesar de la crisis económica y la incertidumbre o inestabilidad provocada por los nacionalismos, al menos disfrutamos de la seguridad y libertad que allí últimamente tanto extrañaba.

Comments are closed.